El Día Mundial de las Personas Refugiadas se conmemora el 20 de junio como un llamado global, al cual se suma Inversión Social de Nacional Monte de Piedad, por los derechos de todos los migrantes y refugiados que dejan sus territorios para buscar una mejor vida

En el mundo, cada dos segundos una persona se ve forzada a abandonar su casa. Aunado a esto, el 51% de los refugiados son niños. Miles de seres humanos son desplazados por guerras y conflictos armados internos; dejan sus hogares por amenazas religiosas, políticas o debido a su orientación sexual; mujeres que huyen de la violencia sexual, matrimonios forzados y mutilación genital e innumerables familias que no tienen qué comer migran para sobrevivir.

A fin de proteger y asistir a esta población a nivel internacional, la Organización de Naciones Unidas (ONU) creó, después de la Segunda Guerra Mundial, la Convención de Ginebra de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados. Dicho documento establece quién es considerado un refugiado, y todos los asuntos concernientes a su derecho a pedir protección internacional y asilo en otro país.

Luego, en 2001, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 20 de junio como el Día Mundial del Refugiado, como una expresión de solidaridad con el continente africano, donde se encuentra la mayor cantidad de refugiados del planeta. Desde ese momento, esta fecha constituye un llamado a la solidaridad y responsabilidad del mundo con las personas refugiadas.

Hoy: la mayor crisis

Todo tipo de historias y tragedias llevan a cuestas los migrantes y refugiados, considerados entre las personas que se encuentran en mayo condición devulnerabilidad en el mundo. A finales de 2018, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 70.8 millones de personas habían sido obligadas a huir en razón de guerras, pobreza y subdesarrollo.

En pleno siglo XXI tiene lugar la más grave crisis sobre poblaciones desarraigadas de sus lugares de origen. Entre los mayores casos de desarraigo, según cifras de ACNUR, se encuentran: el éxodo venezolano debido a la situación política y económica;  el desplazamiento interno en Etiopía; el conflicto sirio y la violencia en Nigeria. Sin embargo, se trata de un fenómeno generalizado y persistente en la mayoría de los territorios del mundo.

Por esta razón, es un problema de todos y desde las distintas trincheras de la sociedad podemos aportar para solidarizarnos y mejorar la calidad de vida de los refugiados. En México, por ejemplo, se calcula que, en los primeros tres meses de 2020, las solicitudes de asilo aumentaron un 34% con respecto a 2019 y un 279% comparado con 2018, según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.  En este tenor, Inversión Social de Nacional Monte de Piedad se adhiere al clamor para que la sociedad – medios de comunicación, la academia y los ciudadanos en general, entre otros– sea cada vez más consciente de que todos podemos contribuir a mejorar los derechos y la vida de los migrantes y refugiados.  

Recommended Posts

Dejar un comentario