La Organización de las Naciones Unidas promueve la tolerancia mediante el fomento del respeto y la comprensión entre las diversas culturas y pueblos, pero a su vez es una forma de vida e inicia con la decisión de cada individuo.

En un mundo azotado por conflictos armados, los crímenes de odio y las violaciones a los derechos humanos, las diversas formas de violencia, la injusticia, la discriminación y la marginalización, la promoción de la tolerancia es de vital importancia. Es un imperativo de la ONU y constituye la base de la Carta de las Naciones Unidas y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  

En pocas palabras, se trata de llamados esenciales a la cooperación internacional para solucionar problemas de carácter económico, social, cultural o humanitario, y desarrollar y estimular el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinciones por motivos de raza, sexo, idioma o religión.

La tolerancia en suma reconoce los derechos humanos universales, las libertades fundamentales e igualdad de oportunidades de todas las personas y la diversidad de los pueblos. No es solamente un deber moral, sino como un requerimiento político y legal para los individuos, los grupos y los estados.

Aunar el camino hacia la tolerancia y el fin del menosprecio a la vida humana hoy es más importante que nunca. Inversión Social de Nacional Monte de Piedad se suma el 16 de noviembre al Día Internacional para la Tolerancia, instaurado en 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, a fin de dar seguimiento e impulso a las diversas acciones alrededor de la tolerancia en el mundo.

Con ocasión del Día Internacional para la Tolerancia, cada 16 de noviembre se entrega el Premio UNESCO-Madanjeet Singh, cuyo objetivo es reconocer la labor de personas, organizaciones de la sociedad civil y otras entidades que realizan contribuciones excepcionales y son líderes en la promoción de la tolerancia y la no violencia. En 2020, este galardón se entrega al Centro de Resolución de Conflictos de la República Democrática del Congo.

Cómo erradicar la intolerancia

La educación es uno de los elementos esenciales para luchar contra las formas de exclusión, entender el valor e riqueza de la diversidad en todos los niveles, y motivar en los jóvenes comportamientos éticos. Resulta esencial, además, trabajar contra la intolerancia mediante los marcos legales de los países, la divulgación de información y la creación de conciencia individual.

Como bien dijo Audrey Azoulay, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), “en una época en que el extremismo y el fanatismo se desatan con demasiada frecuencia, en una época en que el veneno del odio sigue envenenando a una parte de la humanidad, la tolerancia nunca ha sido una virtud más vital».

Que sea el Día Internacional para la Tolerancia una ocasión más para que seamos conscientes del respeto al otro a fin de llevar una vida en armonía y paz. La tolerancia es finalmente una decisión de vida y una actitud cada día más apremiante.

Recent Posts

Dejar un comentario