Mientras el comportamiento de los seres humanos está acabando con los recursos del planeta, muchas personas hacen equipo para salvarlo mediante una economía circular que nos compromete a todos. Inversión Social de Nacional Monte de Piedad se suma a esta filosofía y apoya los esfuerzos que se hacen por reflexionar, rechazar, reparar, recuperar reutilizar, re manufacturar, redistribuir, rediseñar y reciclar …

Estamos al borde de una catástrofe climática. El consumo desmedido y falta de infraestructura para tratar residuos están aumentando, drásticamente y sin tregua, la temperatura del planeta. Daños en la capa de ozono, inundaciones, sequías, heladas y extinción de fauna suceden por cuenta de una producción y consumo humano insostenible.

La economía circular tiene como objetivo preservar los productos y servicios por el mayor tiempo posible para evitar que acaben envenenando ríos y mares. Es una iniciativa regenerativa y colaborativa, en la cual no se conciben desperdicios ni basura. Para lograrlo, su dinámica se basa en distintos procesos -también llamados “R”- que varían dependiendo de la industria y están enfocados a no generar, o disminuir, desechos o residuos.

Las denominadas “R”, que dan vida a la economía circular, constituyen los procesos de reflexionar, rechazar, reparar, recuperar reutilizar, re manufacturar (celulares, plásticos), redistribuir, rediseñar y reciclar. Hemos estado viviendo en una economía lineal que extrae recursos, los produce, los usa y los tira. Compramos y desechamos todo tipo de productos que tienen obsolescencia programada, como son la ropa, electrodomésticos, empaques, embalajes, bolsas y unicel, entre otros.

Iniciativas en marcha

El Centro de Innovación y Economía Circular (CIEC) es una organización que se dedica a acelerar la transición en Latinoamérica. Son expertos en la materia, por lo que brindan y comparten soluciones, desarrollan oportunidades de negocio y asesoran la transición de las empresas hacia una economía circular que se debe personalizar a cada territorio e industria.

Para José Luis Beltrán, co-fundador de México Recicla, “la economía circular es una tarea ingenieril que se debe ver desde una visión holística. Hay que hacer un análisis de ciclo de vida del producto. La basura es un error de diseño.” México Recicla se dedica a la transformación de plásticos en productos con una segunda vida. Sin embargo, su labor también es la de difundir y concientizar a la sociedad mexicana sobre la importancia de que incorporen el reciclaje a su estilo de vida.

Cada persona es pieza clave

Este no es solamente un problema de las industrias, sino de todos: medios de comunicación, academia y sociedad, entre otros. Por eso, Inversión Social de Nacional Monte de Piedad hace un llamado a la acción a todos los sectores.

El aporte de la academia es esencial para educar a las nuevas generaciones sobre el camino que está tomando el mundo. Las universidades deben impartir materias obligatorias sobre pensamientos sistémico y emprendimientos circulares, que formen parte de un sistema económico que nos beneficie a todos y proteja el medio ambiente. Como enfatiza Beltrán: “De ahora en adelante todos los emprendimientos tienen que ser circulares, si no, serán un fracaso”.

El consumidor, por su parte, puede contribuir a resolver la problemática de muchas maneras. Para empezar, debemos hacer conciencia y tomar decisiones. Esto implica acciones como aprender a separar en más categorías, que orgánico e inorgánico, para que sea posible el reciclaje, enterarse qué envases no se pueden reciclar para saber qué comprar y eliminar el uso de plásticos innecesarios para migrar a productos reciclables o reusables.

La economía circular debe abordarse como un engranaje complejo que depende de cada una de sus partes para funcionar y tener un verdadero impacto en la vida común. Si quieres saber más sobre este tema, escucha nuestro podcast Todos Para Uno.

Recommended Posts

Dejar un comentario