Fundación Quinta Carmelita, la labor de promover el derecho a una familia amorosa

Las personas somos creadas para ser amadas y protegidas por aquellas figuras que, desde que nacemos, se convierten en la parte más importante de nuestro desarrollo; por ello, vivir en familia no debe ser un privilegio, sino un derecho.

En el podcast Todos Para Uno, Marisol Fernández, directora de Inversión Social de Nacional Monte de Piedad, platicó con Georgina Ibáñez Velasco, directora de la Fundación Quinta Carmelita y ganadora del Premio Nacional Monte de Piedad 2019 al Desarrollo Sostenible, sobre las problemáticas que giran entorno al proceso de búsqueda de un núcleo familiar seguro, así como de los mitos en la adopción y las complejidades legales en el país para poder conseguirlo.

¿Qué implica la adopción?

En México existen más de 33 mil menores de edad y adolescentes que se encuentran en una casa hogar. Sin embargo, se estima que este número es mayor, debido a que algunos niños se encuentran en situación de calle, acogimiento informal o migración. Este tipo de factores ponen en riesgo sus vidas, ya que se promueven la vulnerabilidad al no contar con un seno familiar. 

Ibáñez subrayó que vivir en una casa hogar restituye algunos derechos temporalmente como el acceso a la educación, salud e identidad. Estos lugares ofrecen la oportunidad de volver a ser niños mediante actividades de dispersión, así como a tener un sustento alimentario. “A pesar de ello, vivir en una casa hogar no puede ser la opción final porque estos espacios no son algo natural para ellos. Las personas estamos creadas para vivir en familia con la finalidad de acompañarse, para proteger la salud e integridad física y emocional. Una casa hogar es solo un puente”, apuntó.

El proceso de adopción y la problemática

Respecto al procedimiento para adoptar, la directora de la Fundación Quinta Carmelita señaló que existen diversos factores que pueden obstaculizar los tiempos para dar la tutela de un menor a una nueva familia.

El primero consiste en que cuando un menor es salvaguardado por la institución, su situación jurídica es no adoptable. Esto se debe a que cuenta con una familia que se desconoce en el momento, por lo que se realiza una investigación para buscar su núcleo familiar y analizar en qué condiciones se encuentran los padres o asegurar que un familiar pueda hacerse responsable.

Esta disposición jurídica es encabezada por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y puede durar hasta dos años.

Si no se logra este primer acercamiento con la familia, se realiza un juicio de pérdida de patria potestad para no violar los derechos de parentesco. Una vez que se adquiere la tutela, inicia la sucesión para la adopción con duración de tres meses.

Por su parte, el DIF ha tenido más acercamiento con las casas hogar para dar seguimiento a las situaciones en las que se encuentran los menores.

El valor de las familias para adoptar

¿Todas las familias son aptas emocionalmente para adoptar? Al respecto, Georgina Ibáñez comentó que las deben valorar y conocer a profundidad para asegurar que los menores serán recibidos con responsabilidad.

Por ello, Quinta Carmelita capacita a las familias acerca de lo que deben saber del mundo de la adopción y sobre cómo deben manejar la salud emocional. “Adoptar es formar una familia, no un acto de altruismo. Por ello, es importante que los niños sean deseados profundamente,” apuntó la representante de la fundación.

Quinta Carmelita, labor integral

Tras una labor de 32 años ayudando a más de 600 familias, uno de los objetivos de la Fundación Quinta Carmelita es convertir su iniciativa integral en políticas públicas a través de sus programas.

Uno de ellos está relacionado con el hogar y busca acoger a los niños para reconstruir su salud física y emocional. Asimismo, su intención es recuperar sus derechos a través del amor, a fin de recobrar su identidad, seguridad, autoestima y esperanza. 

También han creado una comunidad o red de soporte con los padres que han adoptado, a fin de compartir experiencias, contribuir al apoyo emocional y aprender a leer el comportamiento de los niños en el proceso de adaptación.

¿Te gustaría ser parte de este Círculo Virtuoso de Ayuda? Contacta a la Fundación Quinta Carmelita aquí.

Para más información sobre su labor y todo lo que implica la adopción en México, escucha el podcast Todos Para Uno aquí y conoce cómo lograr que los niños puedan tener acceso a una familia amorosa.

Recommended Posts

Dejar un comentario