La inclusión financiera es fundamental para la adecuada planeación económica y puede traer consigo beneficios sociales, especialmente para quienes viven en zonas vulnerables.

En el podcast de Todos Para Uno, Marisol Fernández, directora de Inversión Social de Nacional Monte de Piedad, platicó con el Arq. José Ignacio Mariscal Torrella y Pilar Mariscal, presidente del Patronato y directora general de Fundación León XIII, I.A.P. respectivamente. Esta organización se dedica a la formación de grupos de ahorro comunitarios para que las personas puedan desarrollar su potencial humano con dignidad.

El origen del problema

Hablar de inclusión financiera es hablar también de una problemática que permea entre las poblaciones vulnerables: el poco acceso a mecanismos de ahorro y el desconocimiento de los mismos.

De acuerdo con Fundación León XIII, esto se debe a que las zonas con altos índices de marginación en los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, se encuentran situadas en lugares alejados del urbanismo, por lo que no tienen cercanía a bancos y a una educación básica de calidad, elementos indispensables para comprender la función de instrumentos financieros.

La importancia del ahorro

Ante los retos que enfrentan las comunidades en situación de vulnerabilidad, la fundación se dedica a formar grupos de ahorro para fomentar la práctica a través de la creación de hábitos financieros.

Con cajas de ahorro y créditos solidarios para la comunidad, León XIII busca sensibilizar a las personas que viven en zonas vulnerables para que tengan la capacidad y voluntad de ahorrar; para lograrlo, cada integrante del colectivo juega un rol importante.

Es así como las personas comienzan a conocerse y a crear vínculos de confianza que trascienden a vertebrar la comunidad, la unión y mecanismos de seguridad para su propia economía. 

Por ello, la organización implementa los siguientes programas para impulsar la calidad de vida de las personas que lo necesitan:

  • Formación y educación: fortalece el desarrollo y dignidad de los participantes para incrementar sus capacidades personales
  • Grupos de Ahorro: los socios incrementan su patrimonio con opciones financieras accesibles para generar una cultura del ahorro
  • Emprendimiento: los socios, con acompañamiento de la fundación, crean proyectos productivos para aumentar sus ingresos
  • Seguridad alimentaria: las familias producen sus propios alimentos animales y vegetales para obtener un alimentación más sana
  • Promoción de salud: la comunidad adquiere hábitos esenciales para mantener el bienestar de su salud

León XIII también brinda asesoría y orientación sobre el consumo responsable para que las personas inviertan un pequeño porcentaje de su ingreso en la caja de ahorro. Así, el proyecto se vuelve autogestivo: las personas ahorran, se reúne todo el capital, se reparte en partes iguales para todos y cada año vuelve a comenzar.

Finalmente, las personas pueden hacer uso de ese ingreso extra para potenciar su propio negocio, emprender o invertirlo en salud.

La labor de la fundación es un ejercicio de acompañamiento en el proceso de aprendizaje desde las operaciones matemáticas, hasta la formación de liderazgo. Asimismo, se comparten principios y valores como el respeto a la dignidad de cada persona para crear lazos de solidaridad, promoviendo siempre el bien común. 

¿Cómo apoyar la iniciativa?

El proyecto de cajas de ahorro es un modelo abierto que se puede compartir con otras organizaciones, la finalidad es sumar esfuerzos y seguir transformando México a través de proyectos productivos y sostenibles

También es importante que, como sociedad, apoyemos con recursos y voluntariado para crear un cuerpo técnico que funja como auditor de esta causa.

Si quieres ser parte de la promoción de la inclusión financiera para las comunidades vulnerables, acércate a la Fundación León XIII y escucha el podcast de Todos Para Uno aquí. Infórmate y súmate a mejorar el desarrollo personal de cientos de familias en el país.

Recommended Posts

Dejar un comentario