En 2021 se conmemora la tercera edición del Día Internacional de la Educación, cuyo objetivo principal es reconocer que la educación es pilar del bienestar de las personas y del desarrollo sostenible

A pesar del intenso trabajo en pro de la educación que se lleva a cabo en muchos países, actualmente hay cerca 258 millones de niños, niñas y jóvenes sin escolarizar en el mundo, según cifras de la UNESCO. Se calcula que existen 617 millones de niños, niñas y adolescentes que no saben leer ni tienen conocimientos básicos de matemáticas. Asimismo, en los países en desarrollo, el 91% de los niños y niñas se matriculan en la escuela, pero 57 millones de ellos no asisten a la escuela.

La educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva que desempeña un papel fundamental a favor del desarrollo y de la paz. La Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, ha destacado que “la educación es la piedra angular de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. Si fracasamos en la educación, toda la estructura del desarrollo se vendrá abajo”. En concreto, el ODS 4 estipula una Educación de Calidad.

A fin de resaltar y concientizar sobre su importancia, el 3 de diciembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó en 2018 que cada 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación. En 2021, debido a la coyuntura global de la pandemia, el Día Internacional de la Educación (24 de enero) se celebra el 25 de enero bajo el lema: “Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19”.

El confinamiento durante la crisis sanitaria ha impactado sustancialmente a la educación. En muchos rincones del planeta millones de niños y niñas han tenido que dejar de ir a la escuela. A pesar de los esfuerzos de los gobiernos, en muchos países ha sido imposible lograr una educación de calidad a distancia debido a múltiples factores relacionados con conectividad y tecnología, lo cual deriva en una falta de escolarización para los niños y niñas en condiciones vulnerables.

De modo que el Día Internacional de la Educación 2021 se enfoca en la recuperación y la revitalización para una generación entera que se ha visto afectada. Uno de los objetivos de la UNESCO este año consiste en la publicación de un informe que incluye una visión prospectiva y un programa detallado de políticas para el futuro del conocimiento y el aprendizaje. Además, se busca resaltar los diversos medios a través de los cuales el aprendizaje conduce al empoderamiento de los pueblos, la justicia social, la preservación del planeta, la paz, la autosuficiencia y la prosperidad.

En pocas palabras, la educación incrementa la productividad de las personas y como consecuencia, el potencial de crecimiento económico. Además, permite que las personas trabajen en lo que les guste y para lo que tienen habilidades y talento, e influye directamente en la realización y felicidad de cada ser humano.

Inversión Social de Nacional Monte de Piedad se suma al Día Internacional de la Educación, ya que solo a través de la educación será posible erradicar la pobreza y el hambre, mejorar la salud, promover la igualdad de género y puede reducir la desigualdad. ¡Por una educación de calidad, inclusiva y equitativa, con oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida!

Recommended Posts

Dejar un comentario