En México cada 27 de febrero se conmemora el Día Nacional por la Inclusión Laboral, a fin de sensibilizar a todos los sectores de la sociedad sobre la urgencia e importancia de que todos los mexicanos tengan oportunidades laborales.


Todos los mexicanos, independientemente de su origen étnico, condición social, edad, género, discapacidad y orientación sexual, tienen derecho a tener trabajo y a ser productivos y autosuficientes. Por lo cual, el 27 de febrero se unen todas las voces para resaltar esta apremiante necesidad. El #DíaDeLaInclusiónLaboral conmemora el derecho a un trabajo digno y busca dignificar las relaciones laborales, según la Secretaría de la Función Pública (SFP).

De acuerdo con el INEGI, 6% de la población mexicana tiene algún tipo de discapacidad física, mental, intelectual y sensorial. Esto equivale a cerca de 7.1 millones de personas. Por su parte, el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (CONADIS) indica que existen cerca de un millón de mexicanos con alguna discapacidad y con posibilidades de trabajar, pero apenas el 30% de ellos tiene un rol activo dentro del mercado laboral.

Como un paso más en el trabajo hacia la inclusión y la igualdad de oportunidades, el Senado de la República estableció en 2013 que el 27 de febrero como el Día Nacional por la Inclusión Laboral. Consiste en un llamado a la reflexión para que los diversos sectores de la economía, y quienes trabajan en reclutamiento de personal, tomen conciencia sobre la importancia de abrir las puertas de la vida productiva a todas las personas.

A su vez, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) ha expresado que “comprometerse con la inclusión trae beneficios al interior de las instituciones porque genera confianza, respeto y credibilidad”. De modo que en el país se vienen implementando diversas estrategias gubernamentales para la inclusión laboral, enfocadas en la capacitación, profesionalización e incorporación al mercado laboral.

Diversos estudios a nivel global han destacado los múltiples beneficios de la inclusión laboral para las compañías. “El compromiso con la diversidad aumenta los niveles de felicidad y genera una serie de conductas positivas en las personas, como mayor motivación y el deseo de permanecer más tiempo en la organización. Asimismo, influye directamente en un mejor desempeño financiero”, según el Informe Diversity Matters de McKinsey & Company.

La inclusión laboral es una responsabilidad que compete a todos los eslabones de la cadena productiva, y depende de la iniciativa privada, del gobierno y de la población en general. Inversión Social de Nacional Monte de Piedad se suma al Día Nacional por la Inclusión Laboral. ¡Trabajo digno para todos!

Recommended Posts

Dejar un comentario