El 21 de marzo se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down, una iniciativa para alzar la voz y hacer conciencia colectiva sobre los derechos a la inclusión y autonomía de las personas con esta discapacidad.

Una de cada mil a mil 100 personas en el mundo nace con Síndrome de Down, condición que existe en todas las etnias y países. Consiste en una alteración causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21, y deriva en una discapacidad intelectual con efectos diversos en la capacidad de aprendizaje y las características físicas y de salud.[ALAP1] 

Sin embargo, una atención adecuada de la salud, programas de intervención temprana y oportunidades de enseñanza inclusiva hacen la diferencia en el desarrollo y la calidad de vida de una persona con Síndrome de Down. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los inicios del siglo XX, las personas que tenían esta condición vivían en promedio 10 años. Hoy, alrededor de 80% de ellas supera los 50 años de vida.

Para resaltar la importancia de la inclusión y los derechos de esta población, el 21 de marzo se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down. Esta fecha emblemática fue creada por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para fomentar la conciencia social sobre esta condición y, asimismo, recordar la dignidad y valía de las personas con dicho síndrome.

La conmemoración en 2020, cuyo lema es “Decidimos”, tiene como objetivo destacar que “todas las personas con Síndrome de Down deben tener una participación plena en la toma de decisiones sobre los asuntos relacionados con sus vidas o que les afecten”. Esto, debido a que la participación efectiva y significativa es un principio básico de los derechos humanos respaldado por la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD).

Todos unidos por el Síndrome de Down

Inversión Social Nacional Monte de Piedad se suma este 21 de marzo a las acciones y toma de conciencia encaminados a la inclusión de esta población. Se busca mostrar maneras de lograr su participación efectiva, mediante información accesible. Otro de los objetivos consiste en empoderar a las personas que viven con esta condición y a quienes las apoyan: familias, profesionales de la salud, empleadores, comunidad y entidades estatales, para que de la mano trabajen contra la discriminación y en pro de la autonomía e inclusión a todo nivel. 

Todos podemos sumarnos a la causa “Decidimos”. Hoy, muchas personas con Síndrome de Down no tienen oportunidades de desarrollo y de vida digna debido a las actitudes negativas de su entorno, como la discriminación y la exclusión. Todo esto también deriva en su imposibilidad para participar en la toma de decisiones, de forma plena e igualitaria, sobre asuntos relacionados o que afectan sus vidas en muchos sentidos.

Gran parte de estas actitudes se debe a la falta de información acerca de lo qué es el Síndrome de Down, sus retos y capacidades. Estas personas tienen derecho, como todos, a tener educación de calidad, relaciones personales, atención en salud, trabajo digno, recreación y participación en la vida pública. Persigamos una sociedad más igualitaria, donde quepamos todos, con nuestras particularidades y condiciones. ¡Todos somos diferentes!


Recent Posts

Dejar un comentario