Cada 12 de agosto se le da voz a las y los jóvenes del mundo para que se expresen sobre las realidades particulares que viven, sus iniciativas de cambio, el compromiso que adoptan con sus sociedades y el planeta, y los retos que enfrentan de cara al futuro

Nunca en la historia ha habido tantos jóvenes como hoy. Se calcula que en el mundo hay al menos 1,800 millones de personas entre 10 y 24 años, que representan una gran fuerza de cambio hacia un futuro más igualitario, inclusivo y mejor para todos. Aunque la juventud es un colectivo diverso y lleno de potencial, miles de jóvenes viven realidades de fragilidad, violencia, desocupación, falta de oportunidades de desarrollo y pobreza.

Hoy, uno de cada seis jóvenes está desempleado a causa de la emergencia sanitaria del COVID-19, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Se estima que, en los próximos 15 años, deben crearse 600 millones de trabajos para satisfacer las necesidades del empleo juvenil. La proporción de jóvenes sin empleo, educación o formación (Tasa NEET juvenil) es del 30% para mujeres jóvenes y 13% para hombres jóvenes en el mundo.

El 12 de agosto, Día Internacional de la Juventud, es la fecha elegida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para conmemorar la importancia de las personas jóvenes como motor de cambio para la humanidad. Se trata de una oportunidad para promover su participación en los procesos sociales a fin de mejorar sus condiciones de vida y porvenir.

Desde 1999, se celebra este día para generar conciencia sobre los problemas que esta enfrenta este segmento de la población y los desafíos que tiene por delante. Cada vez más jóvenes están formando parte de decisiones -en pro de la inclusión y sostenibilidad- que se forjan en los procesos políticos, sociales y económicos en todos los puntos del planeta.

Este 2020, la celebración tendrá como lema “El compromiso de la juventud por la acción mundial” con la visión de destacar las diferentes formas en las que las y los jóvenes participan y enriquecen los procesos a nivel local, nacional y mundial. Las juventudes son las principales agentes de cambio, representan a un colectivo ávido por cambiar el mundo al generar decisiones políticas que aporten a la transformación social y al bienestar de todos.

En el marco de la pandemia de COVID-19, el cambio climático y los conflictos que se viven en diferentes rincones del planeta, hoy más que nunca las y los jóvenes tienen desafíos gigantescos. Inversión Social Monte de Piedad se suma al Día Mundial de la Juventud, como un momento para reflexionar y crear conciencia de que resulta vital que los jóvenes ejerzan ampliamente su derecho a desarrollarse como personas plenas y ser felices.

Recommended Posts

Dejar un comentario