De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM), México es un país de origen, transitorio, destino y retorno migratorio, y estima que alrededor de 200 mil personas indocumentadas ingresan al país anualmente por la frontera sur. 

Por ello, el INM al ser el encargado de brindar seguridad a los migrantes con estancia irregular por un plazo máximo de 90 días en una Estación Migratoria, tiene la responsabilidad de preservar los siguientes derechos:

  • A la no discriminación: las personas migrantes tienen derecho a un trato digno y humano durante toda su estancia en las instalaciones del INM.
  • A la información: las autoridades migratorias deben informar por escrito cuáles son sus derechos y garantías, el motivo de su presentación, los requisitos establecidos para su admisión, así como las instancias ante las que pueden presentar quejas y denuncias.
  • A la asistencia legal: deben ser atendidos y asesorados legalmente durante su procedimiento administrativo migratorio.
  • A contar con un traductor: tienen derecho a contar con un intérprete o traductor que conozca su idioma o lengua.
  • A la protección y asistencia consular: las autoridades migratorias deben notificar a la Embajada o Consulado del país de la persona en procedimiento en México sobre su situación para brindarle asesoría y asistencia.
  • A alojamiento en condiciones dignas: las estaciones migratorias deben asegurar la integridad física de menores de edad, mujeres, hombres y adultos mayores.
  • A la preservación de la unidad familiar: el INM debe proteger los derechos de las familias migrantes y asegurar su calidad de vida.
  • A solicitar asilo: los migrantes tienen derecho a solicitar el reconocimiento de condición de refugiado si han salido de su país por peligrar su vida.
  • A la regularización o retorno asistido: las autoridades deben brindar asistencia legal para regularizar su estancia en el país o para regresar a su lugar de origen.
  • A adquirir su visa por razones humanitarias: los migrantes tienen derecho a solicitar su visa temporal por razones humanitarias.

El reto

Pese a que el INM está aumentando sus esfuerzos para proteger a los migrantes que transitan o se establecen en nuestro país, aún faltan diversos retos por enfrentar, ya que en 2017 México se convirtió en la nación con la mayor recepción de personas desplazadas en América Latina, así señaló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su el reporte anual Panorama de Migración Internacional 2019.

Asimismo, la OCDE subraya que los receptores de migrantes tienen como mayor preocupación el impacto en empleo y salarios, debido a que demandan más oportunidades de trabajo y la falta de políticas públicas de entrenamiento e inserción en el mercado laboral obstaculizan el aprovechamiento de sus capacidades. Por ello, las autoridades deben fijar nuevos mecanismos de apoyo para hacer valer el derecho al acceso laboral de los migrantes.

Por otra parte, la labor de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) también es importante en la ecuación, ya que además de resguardar sus derechos y garantías, brindan atención integral a estos grupos de la población en situación vulnerable. A través de estas instituciones, las autoridades tienen la oportunidad de redoblar esfuerzos y estrechar los lazos de colaboración para seguir brindando respuestas oportunas a las necesidades de empleabilidad de los migrantes y refugiados.

¿Deseas unirte al llamado? Acércate a las OSC de tu comunidad como voluntario para contribuir a que más personas que han sido desplazadas de su lugar de origen, puedan preservar sus derechos y garantías para lograr la calidad de vida que desean.

Fuentes:
Recommended Posts

Dejar un comentario